Sanidad

Los evangelios nos relatan innumerables testimonios de personas que se acercaron a Jesús esperando un milagro en su vida. Muchas veces la gran necesidad nos lleva a despertar la fe.
La Biblia nos cuenta la historia de una mujer que padecía de flujo de sangre (hemorragia). Durante 12 años había sufrido la enfermedad. Cuántos años, cuánto dolor. Sólo Dios conoce por cuánto tiempo usted ha padecido el mal que le aqueja.
Cuenta el pasaje bíblico que había sufrido mucho y gastado todo lo que tenía buscando sanidad, pero le iba peor. Cuánto desgaste se sufre en la búsqueda del alivio a los dolores físicos. Cuántas veces somos defraudados en nuestra fe.
La mujer al oír de Jesús, fue donde Él estaba y tocó el manto que le cubría. Cuando oímos de Jesús la fe despierta. Si pudiera por medio de estas líneas contarle cuántas personas semanalmente reciben un milagro. Gente como usted que en la necesidad se acerca a Dios y comprueba su misericordia y piedad.
Aquella mujer logró pasar entre la multitud y tocar el manto de Jesús. Decenas de personas necesitadas tocaban a Jesús pero una sola recibió el milagro. Usted se preguntará el por qué. Ella tocó a Jesús con fe, esa fue la diferencia.
Si usted se animara por un momento a tocar a Jesús con fe, el milagro acontecerá. Instantáneamente, relata el evangelio, la hemorragia de sangre cesó. La Palabra de Dios nos enseña en uno de sus pasajes que Jesucristo no ha cambiado, sigue siendo el mismo de ayer, hoy y por los siglos. Esto nos demuestra que el mismo Jesús que sanó a esa mujer del flujo de sangre también puede obrar un milagro en su vida.
Transforme su desesperación en fe y el milagro operará en su necesidad. Ponga sus manos ahora sobre esta carta y ore junto a mí las siguientes palabras:

Jesucristo, declaro que Tú tienes poder para sanarme, y sé que lo has hecho con millones de personas. Ahora te ruego que atiendas mi necesidad. Llévate mis dolores y cargas. Creo que un milagro de Dios operará sobre mi vida. Te doy gracias Jesús por oír mi oración.

Qué bueno es saber que la fe en Dios opera milagros.

Dios te bendiga enormemente,
Pastor Osvaldo Carnival

Si deseas contactarte con parte del equipo de Catedral de la Fe podés hacerlo a través de nuestras redes sociales:
Instagram: @osvaldocarnival
Facebook: Osvaldo Carnival
Twitter: @ocarnival